EL SIGNO

lunes, 10 de agosto de 2009



San Agustín de Hipona (430 D. C.) : “ El signo, en efecto, es la cosa que, además de la especie [o imagen, o representación] que introduce en los sentidos, hace llegar al pensamiento de otra cosa distinta. (...) [Signos] naturales son los que, sin voluntad y sin ningún deseo de que signifiquen, además de sí mismos hacen conocer algo distinto de ellos, como lo hace el humo, que significa el fuego. Los signos dados, en cambio, son los que mutuamente se dan los vivientes para manifestar, en cuanto pueden, los movimientos de su alma, o cualesquier cosas que sienten o entienden.”


Guillermo de Ockham (1349) :“(...) Hay que saber que signo se toma de dos modos. De un modo, [se toma signo] por todo aquello que, aprehendido, hace llegar al conocimiento de alguna otra cosa; aunque no haga llegar a la mente al conocimiento primero de eso – sino al [conocimiento] actual a partir del [conocimiento] habitual de lo mismo. Y así la palabra significa naturalmente, como cualquier efecto significa por lo menos su causa; como también el círculo significa el vino en la taberna.Pero aquí no hablo de signo en este modo tan general. Se toma signo de otro modo por aquello que hace llegar al conocimiento de algo, y es apto naturalmente para suponer por ello o [es apto para ser] añadido a [signos] tales en la proposición, como son los sincategoremas y los verbos y aquellas partes de la oración que no tienen una significación determinada, o es apto naturalmente para componerse de tales, como es la oración.”



Thephrastus Bombastus von Hohenheim, llamado Paracelso (1541) :“ El ARS SIGNATA enseña el modo como se deben asignar a todas las cosas los nombres verdaderos y genuinos que Adán, el Protoplasto, conoció de manera completa y perfecta (...) indican al mismo tiempo la virtud, el poder y la propiedad de esta o de aquella cosa (...) Esto es el SIGNATOR, que marca los cuernos de los ciervos con tantas ramificaciones para que a través de ellas se pueda reconocer su edad: tantos años tiene el ciervo cuantas ramificaciones tienen sus cuernos (...) Esto es el SIGNATOR que tiñe las nubes de diversos colores, por medio de los cuales es posible prever los cambios celestes.”



Gottfried Wilhelm Leibniz (1716) :“ Todo razonamiento humano se realiza por medio de ciertos signos o caracteres. No solamente las cosas mismas, de hecho, sino ni siquiera las ideas de las cosas pueden siempre, ni deben, ser observadas distintamente y, por tanto, en lugar de éstas, por razones de brevedad, se utilizan signos.(...) En las categorías de los signos, pues, incluyo las palabras, las letras, las figuras químicas, astronómicas, chinas, jeroglíficas, las notas musicales, los signos esteganográficos, aritméticos, algebraicos y todos los signos que utilizamos en lugar de las cosas en nuestros razonamientos. Los signos escritos, o dibujados, o esculpidos, se llaman caracteres.”



Charles Sanders Peirce (1883) : " El único pensamiento pues, que posiblemente puede conocerse es el pensamiento formulado sígnicamente. Pero el pensammiento que no puede conocerse no existe. Todo pensamiento, consiguientemente, debe formularse por necesidad sígnicamente. (...) Por Semiosis entiendo una acción, una influencia que sea o suponga una cooperación de tres sujetos, como, por ejemplo, un Signo, su Objeto y su Interpretante, influencia tri-relativa que en ningún caso puede acabar en una acción entre parejas."



Ferdinand Saussure (1916) : (...) "Podemos concebir una ciencia que estudie la vida de los signos en el marco de la vida social (...) Podría decirnos en qué consisten los signos, que leyes los regulan. Cómo todavía no existe, no podemos decir cómo será."



Charles C. Morris (1938) :“ El proceso en el que algo funciona como signo puede denominarse Semiosis. Comúnmente, en una tradición que se remonta a los griegos, se ha considerado que este proceso implica tres (o cuatro) factores : lo que actúa como signo, aquello a que el signo alude, y el efecto que produce en un determinado intérprete en virtud del cual la cosa en cuestión es un signo para él. Estos tres componentes de la semiosis pueden denominarse, respectivamente, el vehículo sígnico, el designatum y el interpretante; el intérprete podría considerarse un cuarto factor.”



Umberto Eco (1976): "La semiótica se ocupa de cualquier cosa que pueda considerarse como signo. Signo es cualquier cosa que pueda considerarse como substituto significante de cualquier otra cosa. Esa cualquier otra cosa no debe necesariamente existir ni debe sustituir de hecho en el momento en el que el signo la represente. En ese sentido, la semiótica es, en principio, la disciplina que estudia todo lo que puede usarse para mentir."



0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Bachofen y el Femenismo

Clavis Magna


Los 3 poderes

"...Amor, Memoria, Mathesis. Estos tres. Y el más grande de todos es el Amor. Por medio de la Mathesis, reducir la infinidad a categorías naturales de sentido y de orden, y crear sellos que son las almas secretas de sus complejidades. Por medio de la Memoria albergar en nuestro interior esos sellos y abrirlos a voluntad, recorrer el mundo de nuestro interior en cualquier dirección, combinar y volver a combinar la materia que la constituye y hacer con ella cosas nuevas nunca vistas hasta entonces. Y por medio del Amor, dirigir el alma hacia los mundos conquistándolos al tiempo que nos sometemos a ellos, ahogarse en la infinitud sin ahogarse:
el Amor necio y astuto, el Amor paciente y obstinado, el Amor dulce y fiero."

Giordano Bruno.

  © Free Blogger Templates Nightingale by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP