ALTASHETK (No destruirás)

jueves, 15 de octubre de 2009



..."Voy a explicarte las cosas más importantes que sé. Presta atención. Quiero que lo repitas cada vez que te lo pida. ¿Has entendido? Lo llamaremos las lecciones de Zurvan. Cuando yo haya muerto, pide a tus amos que te enseñen lo que saben, y conserva esas enseñanzas en la memoria aunque algunas te parezcan una estupidez.
Eres un espíritu muy listo.

En primer lugar,existe un Dios, cuyo nombre no tiene importancia. Yahvé, Ahuramazda, Zeus, Atena, llámalo como gustes. Tampoco importa qué ritos utilices para venerarlo y servirle.
—Existe un sólo propósito en la vida: ser testigo de las maravillas del mundo y comprender
sus complejidades, su belleza, sus misterios, sus enigmas. Cuanto mejor las comprendas, cuantas más cosas conozcas, más gozarás de la vida y de una sensación de paz.

Esto es lo fundamental. Lo demás son menudencias. Si una actividad no está basada en el amor o el aprendizaje, no tiene ningún valor.
—Tercero, sé bondadoso. Siempre que te sea posible, sé bondadoso.
Acuérdate de los pobres, los hambrientos y los desgraciados. Recuerda siempre a los que sufren, a los necesitados. El mayor poder creador de un hombre, una mujer o un niño es ayudar a los demás... a los pobres, a los que tienen hambre, a los oprimidos...Tu mejor don es tu capacidad de mitigar el dolor y proporcionar alegría a tus semejantes.

La bondad es un milagro humano, por decirlo así. Es un don exclusivo de los humanos, y de nuestros ángeles o espíritus más desarrollados.
— Cuarto, a propósito de la magia. Toda la magia en todos los países y de todas las escuelas es la misma. La magia es un intento de controlar a los espíritus invisibles, así como a los espíritus que habitan dentro de los vivos, o invocar a los espíritus de los muertos que todavía merodean por la Tierra. En esto consiste la magia.
Los trucos, los sortilegios, el proporcionar fortuna a una persona, todo se hace a través de los espíritus, es decir, de unos seres incorpóreos que se mueven de forma veloz, invisibles, que roban, espían, transportan, etcétera. Esto es la magia. En cada lugar, desde Éfeso a Delfos, pasando por las estepas del norte, se utilizan unas palabras diferentes, pero todo viene a ser lo mismo. Yo conozco toda la magia que existe, y sigo investigando. Cada nuevo conjuro que aprendo me ofrece nuevas posibilidades. ¡Presta atención!
Me ofrece nuevas posibilidades, pero no hace que aumente mi poder; éste aumenta a través del conocimiento y la voluntad. La magia siempre es la misma. Con ello quiero decir que puedes hacer prácticamente lo que desees, tanto si conoces las palabras como si no.
—Por regla general se nace mago, aunque algunos nombres se convierten en magos... Los encantamientos constituyen su escuela y su guía, pero en última instancia las palabras no cuentan. A los ojos de Dios, todas las lenguas son una sola. Para los espíritus, todas las
lenguas son la misma. Los encantamientos ayudan más bien al mago poco eficaz que al poderoso.

—Por último, ningún ser humano sabe lo que yace más allá de la auténtica muerte. Los espíritus vislumbran unas escaleras resplandecientes que conducen al cielo, ven los árboles frutales del
paraíso, se comunican de diversas formas con los muertos y distinguen la luz de Dios;
el que vislumbren esos destellos de luz es algo muy común, pero no saben con certeza lo que yace más allá de la auténtica muerte. Nadie que escape de la Tierra y de sus espíritus terrenales regresa jamás. Es posible que se te aparezcan y que hablen contigo, pero no puedes hacerlos regresar del más allá.
Una vez que están muertos, la posibilidad de que aparezcan aquí está en sus manos o en manos de Dios. De modo que no creas a nadie que te asegure saberlo todo sobre el cielo. Los únicos ámbitos de los espíritus y los ángeles que llegaremos a conocer tú y yo son los de la Tierra, no los que yacen más allá de la muerte.


¿Me has comprendido?"





El sirviente de los huesos, Anne Rice.




0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Bachofen y el Femenismo

Clavis Magna


Los 3 poderes

"...Amor, Memoria, Mathesis. Estos tres. Y el más grande de todos es el Amor. Por medio de la Mathesis, reducir la infinidad a categorías naturales de sentido y de orden, y crear sellos que son las almas secretas de sus complejidades. Por medio de la Memoria albergar en nuestro interior esos sellos y abrirlos a voluntad, recorrer el mundo de nuestro interior en cualquier dirección, combinar y volver a combinar la materia que la constituye y hacer con ella cosas nuevas nunca vistas hasta entonces. Y por medio del Amor, dirigir el alma hacia los mundos conquistándolos al tiempo que nos sometemos a ellos, ahogarse en la infinitud sin ahogarse:
el Amor necio y astuto, el Amor paciente y obstinado, el Amor dulce y fiero."

Giordano Bruno.

  © Free Blogger Templates Nightingale by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP